Virgen y mártir (en producción )  Eulalia  
Eulalia

Eulalia

Eulalia, de alto linaje, nació en Mérida en el año 292. Cuando cumplió los doce años apareció el decreto del emperador Diocleciano prohibiendo a los cristianos practicar sus cultos y mandándoles que debían adorar a los dioses romanos. Eulalia se presentó ante el gobernador Daciano y le protestó diciéndole que esas leyes que mandaban adorar ídolos eran totalmente injustas y no podían ser obedecidas por los cristianos. Daciano intentó convencerla de que cambiara de opinión mostrándole todos los instrumentos de tortura con los cuales le podían hacer padecer si no obedecía la ley del emperador y le dijo :"De todos estos sufrimientos te vas a librar si le ofreces este pan a los dioses, y les quemas este poquito de incienso en sus altares". Eulalia lanzó lejos el pan, echó por el suelo el incienso y el juez romano mandó que rasgaran su cuerpo con garfios y sobre sus heridas colocaran antorchas encendidas. La cabellera de Eulalia se incendió y murió quemada y ahogada por el humo.

IMG_7032red.JPG
28 Mar 2016
533 x 800
195.5kb